La patronal de la sanidad privada de Balears juega un papel fundamental para ofrecer seguridad al destino y atención médica a los turistas.

La Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES) se ha adherido a la iniciativa SOS Turisme para reivindicar un plan de vacunación masivo de la población que permita reiniciar la actividad económica con seguridad y asegurar que haya temporada turística este verano.

La patronal de la sanidad privada en Balears considera esencial priorizar la salud de ciudadanos, trabajadores y visitantes. Para ello, aboga por la coordinación y el trabajo conjunto para trazar un plan que asegure la actividad este verano.

En este sentido, las camas privadas son esenciales para la capacidad de respuesta ante la pandemia y para la planificación de la desescalada.

UBES quiere reinvidicar la colaboración público-privada como la herramienta efectiva que permite encarar las situaciones del mejor modo. Buen ejemplo de ello es el protocolo de atención sanitaria a turistas con síntomas compatibles con la COVID-19, que se puso en marcha el pasado verano con gran éxito fruto de un convenio con el IB-Salut. Entre el 15 de julio, cuando se puso en marcha, y el 14 de octubre, el call center realizó 443 atenciones.

Los centros sanitarios privados, por su organización e infraestructuras, están perfectamente capacitados para atender tanto a los turistas con síntomas compatibles con la COVID-19 como por cualquier otra patología. Han atendido aproximadamente al 15% de los pacientes de COVID-19.

Durante el pasado ejercicio 2020, la actividad de los centros privados se ha visto afectada por una disminución de ingresos provocada por la bajada sustancial de visitantes. Aproximadamente un 30% de la facturación del sector correspondía a esta actividad. Es por ello que cree muy necesario que haya temporada turística y que se pueda desarrollar con la máxima seguridad. Las empresas son una pieza imprescindible para ofrecer como destino las garantías que requieren los agentes turísticos.

Más de 700 entidades y empresas ya se han adherido al manifiesto de SOS Turisme.